28.9.11

(26/09/2011)
El Centro Pompidou de París ha producido la muestra Edvard Munch, L'Oeil Moderne ("Edvard Munch, el ojo moderno"). La exposición constituye una respuesta implacable a muchos de los tópicos que tradicionalmente han sobrevolado la obra del pintor noruego (1863-1944), una de las figuras más fascinantes de la pintura moderna. El principal argumento de la muestra es que el artista nórdico no es sólo el pintor atormentado que habitualmente se asocia al periodo simbolista. Y es que El grito obstruye otras vías para acercarnos a una obra que se demuestra asombrosamente poliédrica. En esta muestra parisina encontramos facetas rara vez tratadas con anterioridad, como el Munch fotógrafo e interesado por los mecanismos cinematográficos, o el artista fascinado por la propia pintura y por los atractivos ineludibles de la vida moderna.