21.2.12

Julio Cortázar en sus propias palabras.

"Yo creo que desde muy pequeño mi desdicha y mi dicha al mismo tiempo fue el no aceptar las cosas como dadas. A mí no me bastaba con que me dijeran que eso era una mesa, o que la palabra "madre" era la palabra "madre" y ahí se acaba todo. Al contrario, en el objeto mesa y en la palabra madre empezaba para mi un itinerario misterioso que a veces llegaba a franquear y en el que a veces me estrellaba."


Julio Cortazar.


Hay que dejar anotado, de algún modo, de cualquier modo, donde se pueda y donde no, que algunos nos negamos a aceptar como expresión de "Democracia" el circo de manotazos que protagoniza la payasada politiquera entre tarascadas burocráticas. En USA y en sus colonias. Que conste. Por más talento y dinero que le pongan, por más saliva y rimel, por más reflectores y estrategias, donde hay explotación, miseria, ignorancia, corrupción y enfermedad hay indignidad y tristeza. No gobierna el pueblo.