14.6.10

El Volantìn de Domingo de Ramos por el pintor y escritor Rodrigo Nùñez

Domingo de Ramos, fundador de Kloaca, poeta insigne de San Juan de Miraflores y autor del emblemático de “A la hora del pay” aterrizaba por Barranco en pleno toque de queda y le tocaba la puerta a su amigo Rafael Delucchi para prodigarse un poco de refugio. De aquellas épocas recuerdo a Domingo tomando sin recato y recitando de boleto. Sin embargo, sabía convivir con sus diablos azules que a veces se confundían con los jaguares del dueño de casa. Allí, casi delirando osaba reconocer que: Y EL ALMA ARAÑA me interroga sobre el dolor y la ausencia de estos cerros Porque estos pensamientos brotan torpes como cerdos enjaulados de deslizarse a una ilusión: Hombre tumbado por la soledad hombre errante / sin huella ante la historia ante la especie como las aguas que corroen las rocas en tierra ósea donde se esparcen donde desaparecen sin honduras / sin cimiento... (tomado de “Arquitectura del espanto”, Asalto al cielo editores. Lima, 1988) Publicado por Rodrigo Núñez Carvallo en 16:51 Etiquetas: Barranco, Casa Delucchi, Domingo de Ramos