7.7.10

Pancho Alcázar i.m.

En los años ochenta después de la fundación de Kloaka y luego, disuelto por voluntad de sus miembros (1982-1984) hubo varios proyectos que los jóvenes de entonces enrumbaron su rebeldía, desde la música con el rock subterráneo, fascines, conciertos, recitales de poesía. Por esos años precisamente a mediados de la década se fundó una revista que iba a ser el que mejor cobertura le dio a estas movidas de jóvenes; se llamaba Asaltoalcielo suplemento de el Nuevo Diario cuyo director fundador fue el ingeniero Angulo. El Apra había sido elegido y reinaba la corrupción, el desgobierno, el pillaje jamás visto en el Perú. Se produjeron las matanzas de los penales y se incremento la guerra sucia. Es en este ámbito es que sale este nuevo periódico con su suplemento. En el Directorio figuraba Pancho Alcázar que con el tiempo se hizo amigo de los redactores culturales y de allí se cocinó la idea de una editorial. Y esta tomó el nombre del suplemento de la revista del diario: Asaltoalcielo editores. En el año de 1987 se publica “La última cena” antología que recogía la producción poética de Dalmacia Ruiz-Rosas, Róger Santiváñez, Jorge Frisancho, Domingo de Ramos, Rodrigo Quijano, José Antonio Mazzotti, Rafael Dávila-Franco, Eduardo Chirinos, César Ángeles, Julio Heredia, Raúl Mendizábal, y José A. Velarde. Al año siguiente se publican los libros individuales de Jorge Frisancho, “Reino de la necesidad”, de Róger Santiváñez “El chico que se declaraba con la mirada”, y “Arquitectura del espanto” de Domingo de Ramos. Todo este esfuerzo contó con el mecenazgo y auspicio de Pancho Alcázar. Muchos años después nos enteramos de su sensible fallecimiento. Va estas palabras como homenaje sinceras de los que disfrutaron de su amistad y de su cariño, así como a toda su familia. Siempre te recordaremos Pancho.