27.11.10

En el raro mundo donde no hay poesía

Queridos amigos y amigas en realidad es un gran alivio de gran irresponsabilidad dejar de escribir ocupándome por cosas mundanas e insoportablemente rutinaria de vivir como si fuera alguien que nunca escribió una sóla línea Estoy ligero, sin mala conciencia pero con pocas ganas de ver las circunstancias que acontecen por mi alrededor, más antes estaba con un ojo atento y avisor de todo lo que se movía a mi alrededor para que estos detalles lo pueda poetizar o escribir y tener un tema luego para un libro. Ahora ya no veo nada estoy ciego mudo y ausente. Todo lo hago con un automatismo espeluznante por puro reflejo por querer salvar mi vida o por instinto de conservación mas no me gobierna ideas suicidas sino todo lo contrario dejar que la cosas sucedan nada mas; no ser actor principal, no ser un motor constante y bullente caminando por la urbe sino un peatón que sabe que no puede cruzar una autopista con las pesadillas de antaño y contra esta sociedad absurda. Relax eso es puro relax.