22.11.11

Tenían 20 años y estaban locos


Varios Autores

Edición de Luna Miguel









Entre Sex Pistols y Roberto Bolaño. En efecto, en la canción emblema del punk “God save the Queen” se oye en el estribillo una frase famosa como pocas en la historia del rock: “There's no future… for you”, que era la expresión más genuina y violenta de una(s) generación(es) que, expulsadas del sistema, gritaban su rechazo al mismo y ¿por qué no? también su desesperanza (¿habrá que añadir que es de la máxima actualidad porque el sistema no ha hecho sino em- peorar?). Tomando pie en tal expresión, justo para invertirla, Luna Miguel titula el prólogo de esta antología “Future for us”, en lo que es ya una toma de posición decisiva. Para quien encuentre esa referencia como ajena a la (alta) cultura, el título de la antología remeda unos versos del poema Los perros románticos de Bolaño, uno de los verdaderos acontecimientos en la literatura reciente en español.



El caso es que con esa doble introducción se presentan aquí poemas de hasta veintisiete autores jóvenes (nacido en 1984 el mayor y en 1992 los menores) y, por tanto, su formación no ha sido sólo en los libros, los cafés, las tertulias, al modo tradicional, que también, sino que ha encontrado otra fuente de información en el universo virtual. No es asunto despreciable, ni mucho menos. El presente libro tiene su precedente en Internet, el tumblr Estaban locos, en el que son muchos más y de variadas nacionalidades los poetas participantes, precedente que es ahora además su secuela. Como dice Luna Miguel, “son autores que luchan en la calle, en la red y en el papel” y casi todos los poetas incluyen en su nota biográfica una dirección de correo electrónico o de blog. Pero, aparte de estos datos, lo que importa es que son fruto de una cultura nueva, naciente, que, descansen los apocalípticos, no borra a la galaxia Gutenberg, sino que la incluye junto a una accesibilidad a los textos de todo tipo casi ilimitada, la comunicación inmediata que conecta a cualesquiera ciudadanos de la aldea global (a los conectados, claro), una idea de flujo de la palabra impensable hasta hace muy poco, que aún no sabemos bien cómo y hasta cuánto está transformando la cultura. Sin embargo, en la base de todo ello continúan estando la escritura y la lectura, ya sea en papel, ya en una pantalla. El humanismo continúa.



Al ofrecer hasta veintisiete poetas, esta antología adolece de dar muestras más bien escasas de cada uno de ellos, tres o cuatro textos es lo más general, pero en algún caso sólo dos, lo que dificulta el formarse una idea cabal de qué traen estos autores. Aunque hay que añadir que estas escuetas presentaciones han de tomarse como invitaciones a entrar en la red -con lo que el libro no es ya el fin en sí mismo, sino la entrada a otra textualidad mayor-, donde el lector interesado encontrará bastantes más elementos de juicio, además de que casi todos estos poetas cuentan con algún libro publicado o han sido incluidos en algunas antologías.



Dicho esto, y yendo a lo que aquí se lee, no carecen de interés los poemas recogidos aquí de A. Guirao, U. Velasco, M. Salvador, A. Acerete, J. del Río, O. L'Autremonde y, más en general, he de decir que en todos los autores he encontrado, en muy variadas formas, impulso poético y al lector interesado creo que le sucederá otro tanto y agradecerá a Luna Miguel, y a La Bella Varsovia, la oportunidad de tener conocimiento de lo que viene, que es ya lo que hay. No estará de más agregar que ya puede ser que en algunas de las afirmaciones que aquí suscribo me equivoque, pero ahí quedan, como también las palabras (sabias) de Dámaso Alonso cuando advertía que la crítica literaria, ante la obra de los contemporáneos, fracasa y no por ello el maestro dejó de ejercer tal función.